EL PLAN DE EVACUACIÓN: DISEÑO Y ESTRUCTURA.

EL PLAN DE EVACUACIÓN: DISEÑO Y ESTRUCTURA.

El plan de evacuación se diseña, plantea e implementa en las condiciones técnicas, humanas y organizativas en las que se encuentra  el establecimiento en el momento del desarrollo del plan. No importa si las puertas cumplen o no con los aspectos técnicos necesarios, no importa si los pasillos son lo suficientemente largos, no importa si el edificio incumple alguna norma de seguridad, el Plan de Evacuación debe ser diseñado para GARANTIZAR la salida de todas las personas que habitan un determinado establecimiento. 

Si por algún motivo, el estudio desvelase que los problemas presentes impiden la evacuación por completo del edificio en un momento de emergencia o bien que como resultado de la evacuación, alguien pudiese resultar herido, entonces, no se debería usar el edificio hasta subsanar los problemas detectados. 

 

A continuación, repasaremos cuales son los factores a tener en cuenta a la hora de desarrollar un plan de evacuación: 

• Análisis de la información de “diseño” del Plan de Evacuación. En este punto, se detallan los aspectos que se tuvieron en cuenta a la hora de elaborar el plan de evacuación. Aquí se recogerán datos, tales como, la cantidad de personas o aforo que permite el edificio, productos dentro del establecimiento que pudieran causar un riesgo (combustibles, ácidos, etc…), cantidad y ubicación de los mismos. En este punto se busca hacer una “foto” del lugar para tener controlados todos los aspectos.

 

• Plano actualizado del establecimiento a evacuar. Muy importante revisar el plano, especialmente, en lo relativo a puertas de salas y oficinas. Si el edificio sufre cambios estructurales es necesario ajustar el plano. • Es importante que el plan de evacuación recoja la función que cumple cada área del establecimiento.  Asimismo, se puede ubicar en el plano los puntos donde se podrían producir problemas: depósitos de productos químicos, cocina, etc…

 

• Se debe establecer un aforo máximo por área o sala, así como las posibles rutas a la puerta de salida más cercana y por el camino más seguro posible. 

 

• Establecer la estructura organizativa del establecimiento, añadiendo indicaciones para facilitar el proceso de evacuación. 

 

• También se deben detallar los sistemas de detección automáticos que existen, el tipo de señal que emiten y que se debe hacer en caso de que estos actúen. Es el caso, por ejemplo, de alarmas de humo, dispersores antincendios, etc…

 

• nEstablecer como debe proceder cualquier persona que detecta un problema. Así como a quienes debe informar durante el suceso. 

 

• Establecer en caso de que sea posible, pautas para decidir la evacuación, así como la posible estructura de mando que toma la decisión de evacuar. 

 

• Debe definir además las distintas formar de comunicación que se utilizarán en el momento de la evacuación y las alternativas por si el plan principal llegase a fallar.  

 

• El plan de evacuación debe establecer también los sistemas de ayuda y soporte para personas con capacidades especiales, como minusválidos, ciegos, sordos…etc.

 

• Debe determinar también, las tareas que se deben realizar y quien debe realizarlas antes de salir. Tener en cuenta que estas tareas deben ser las mínimas e indispensables, como apagar equipos, cerrar pasos de gas, etc..

 

• Por último, el plan de evacuación deberá definir el punto de reunión final desde donde se llamara a los bomberos, ambulancia policía u otros servicios de urgencias.  Los teléfonos de estos servicios deben de encontrarse cerca de este punto de encuentro. 

 

El plan de evacuación puede estar compuesto por información privada o incluso confidencial, pero siempre, deberá tener una información de tipo pública. Esta información, como mínimo, deberá componerse del plano con las rutas de evacuación, los puntos de reunión, la definición del sistema de alarmas y las tareas a desarrollar por cada cargo durante el plan de evacuación.

 

Características básicas de los planes de evacuación.

Con miras a que los planes sean operativos, uniformes y permanentes, deben tener cinco características básicas:

• Debe formularse por escrito, para evitar modificaciones no establecidas. Debe ser simple. Con un lenguaje claro y comprensible por todos.

 

• Debe ser cumplible, ejecutable, y por sobre todas las cosas practicable.

 

• Debe tener aprobación de la máxima autoridad de la organización, ya que implica decisiones de trascendencia.

 

• Debe ser publicado para su conocimiento. 

 

• Debe ser practicado repetidamente. (Simulacros) 

 

Simulacros

Un simulacro es un ensayo o práctica sobre cómo se debe actuar en caso de una emergencia, provocada por un temblor, incendio, inundación, huracán, entre otros. Los simulacros deben efectuarse, de ser posible, en todo lugar en el que pudiera sorprendernos una emergencia: nuestra casa, el trabajo, oficinas públicas, escuelas, supermercados, etcétera.

Realizar un simulacro tiene muchas ventajas. La primera de ellas es que podemos comprobar, con anticipación, si las acciones de preparación son eficientes y nos permite corregir, en caso necesario, las acciones requeridas para una mejor atención de la emergencia.

Por otra parte, nos permite estar bien entrenados para actuar correctamente ante un desastre. Una ventaja adicional es que fomenta la cultura de protección civil entre los miembros de una empresa o comunidad. 

A continuación analizamos el comportamiento que debe tener cualquier persona ante un simulacro o de igual manera, si este no fuera tal y nos encontrásemos ante una emergencia real. 

• Al escuchar la alarma abandonar lo que se está haciendo y guardar silencio. Recoger las pertenencias y esperar instrucciones.

 

• Escuchar con atención y obedecer las instrucciones del personal de la brigada de protección civil.

 

• Dirigirse a las salidas señaladas, sin correr, empujar o gritar.

 

• Durante el desplazamiento no entrelazar los brazos con los de otros compañeros, y no llevar cosas que puedan entorpecer el desplazamiento.

 

• Caminar rápido y naturalmente, evitar acciones que pongan en peligro la vida o el correcto funcionamiento del simulacro.

 

• No improvisar salidas, ya que los brigadistas ya realizaron una inspección para evacuarlo por la ruta que le brinda mayor seguridad.

 

• No intentar regresar por objetos personales olvidados.

 

En definitiva, estos son los puntos más importantes a la hora de diseñar un plan de evacuación para tu negocio. Las empresas dedicadas a la implantación de medidas de seguridad y riesgos laborales pueden llevar a cabo el diseño de tu plan de evacuación apoyado en profesionales para evitar errores.