TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LOS EPIS

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LOS EPIS

Para dar una definición más concreta, un EPI es cualquier equipo cuyo fin es ser llevado o sujetado por el trabajador para proteger al mismo de uno o varios riesgos durante el ejercicio de su actividad profesional. En otras palabras, podríamos definir EPis a cualquier complemento o accesorio capaz de proteger la salud en el entorno laboral. Como ejemplos de estos equipos podemos enumerar múltiples formas : Mascarillas, monos de protección, pantallas protectoras, gafas…

 

Ahora que sabemos que es un EPI, vamos a responder a algunas preguntas de interés con respecto a estos equipos de protección:

 

¿Qué elementos pueden considerarse fuera de la calificación de EPI’s?

No podemos considerar como elementos de protección individual :

- La ropa de trabajo corriente o uniformes que no se encuentren diseñados para proteger la salud o la integridad física del trabajador. 

-Los Kits para los servicios de socorro y salvamento. Estos equipos, como pueden ser los botiquines, son medidas de auxilio ante accidentes laborales, pero nunca pueden considerarse elementos de prevención. 

- Los aparatos portátiles para la detección y señalización de los riesgos. Por ejemplo, un termómetro. Este elemento puede considerarse una herramienta de prevención pero nunca un EPI’s puesto que no protege personalmente a ningún individuo. 

 

Clasificación de los Equipos de Protección Individual. 

Podemos clasificar los EPIs en función de la gravedad de los riesgos frente a los que protegen. De esta forma tenemos tres categorías. 

 

Categoría I. Protegen frente a riesgos mínimos. Agresiones mecánicas de efectos superficiales, protección ante productos poco nocivos, protección ante agentes atmosféricos, en definitiva, lesiones que no entrañen gravedad.  Ejemplo: Guantes de jardinero, chaquetas de abrigo, gafas.

 

Categoría II. Son los EPIs destinados a proteger contra riesgos de grado medio o elevado pero no de consecuencias mortales o irreversibles.  En este caso, el fabricante debe pasar un control de calidad para cumplir con los estándares de calidades mínimos exigidos por la CE. La marca (CE) debe estar impresa en estos productos. 

 

Categoría III.  Son aquellos EPIs destinados a proteger contra riesgos de consecuencias mortales o irreversibles. 

- Equipos de protección respiratoria filtrantes que protejan contra aerosoles sólidos y líquidos o contra gases irritantes o tóxicos.

- Equipos de protección respiratoria completamente aislantes de la atmósfera, incluidos los destinados a la inmersión.

- Los EPI que sólo brinden una protección limitada en el tiempo contra la agresiones químicas o contra las radiaciones ionizantes.

- Los equipos de intervención en ambientes cálidos, cuyos efectos sean comparables a los de una temperatura ambiente igual o superior a 100º C, con o sin radiación de infrarrojos, llamas o grandes proyecciones de materiales en fusión.

- Los equipos de intervención en ambientes fríos con temperaturas igual o inferior a

 -50ºC.

-Los EPI destinados a proteger contra las caídas desde determinada altura.

- Los EPI destinados a proteger contra los riesgos eléctricos, para los trabajos realizados bajo tensiones peligrosas o los que se utilicen como aislantes de alta tensión.

- Cascos y viseras destinados a los usuarios de motocicletas.

 

En este caso, el fabricante debe someterse a un prototipo y a la superación de un examen por parte de un organismo notificado, además de someterse a uno de los procedimientos de aseguramiento de la calidad de producción. El fabricante estampará una marca (CE + XXXX) que significa que su producto es conforme con dichas exigencias de salud y seguridad, seguidas de un código de cuatro dígitos (XXXX) identificativos del organismo que lleva a cabo el control del aseguramiento de la calidad de la producción. 

 

Criterios para su empleo y elección. 

Los EPIs deben utilizarse cuando los riesgos no hayan podido evitarse o limitarse lo suficiente a través de medios técnicos de protección colectiva o procedimientos y métodos de la organización del trabajo. Por ejemplo, en la situación en la que nos encontramos inmersos con la pandemia por coronavirus, muchos trabajos han podido seguir su curso a través del teletrabajo. Este procedimiento puede ser considerado un medio de protección técnico. 

Asimismo para determinar que características deben reunir los EPIs en función del entorno laboral, se deberá valorar la magnitud del riesgo así como las condiciones ambientales del lugar. También deberemos tener en cuenta los hábitos relacionales de nuestro personal y atajar situaciones de peligro. 

Es aconsejable consultar a los trabajadores o a sus representantes a la hora de escoger entre los distintos tipos de EPIs que reúnan las características buscadas y así encontrar el que mejor se adapte a las necesidades individuales  de cada empleado.

 

Condiciones mínimas que deben reunir los EPI.

- Deben ser adecuados a las condiciones existentes en el lugar de trabajo, cumplir con estándares de temperatura, humedad ambiental, concentración de oxígeno, etc…)

-Deben contemplar las diversas condiciones anatómicas, fisiológicas y de salud del trabajador, de tal forma, que no queden reducidas sus capacidades motoras, visuales, auditivas o respiratorias.

- Peso y volumen lo más reducido posible.

- Posibilidad de adaptación y ajuste a las características fisonómicas del trabajador.

- Si se tuvieran que utilizar varios EPIs simultáneamente, deben ser compatibles entre sí y mantener la eficacia que tiene cada uno por separado.

- Es importante entregar junto a los EPIs un folleto informativo sobre sus características, accesorios y piezas de repuesto adecuadas, fecha de caducidad, modo correcto de empleo así como condiciones de almacenamiento y mantenimiento. 

- Como hemos mencionado anteriormente los EPIS de categoría I y II deben llevar marcado CE. Y en los de categoría III debemos encontrar CE (XXXX) cuya cifra indique el organismo notificado que concede el marcado. 

 

Utilización y Mantenimiento de EPIs

Deberán ser revisados previamente a su utilización para detectar posibles anomalías. Solo podrán utilizarse para los usos previstos, excepto en casos excepcionales. 

En aquellas zonas donde la utilización de un EPI resulte obligatoria, se deberá marcar con la correspondiente señal su uso obligatorio. 

Deberá existir un manual de instrucciones a disposición de los usuarios. 

La utilización, mantenimiento, limpieza, almacenamiento y reparación de los EPIs se efectuará según lo especificado por el fabricante. 

 

Obligaciones de los trabajadores con respecto a los EPIs

Los trabajadores deberán utilizar y conservar adecuadamente los EPIs.  Colocar los EPIs en el lugar habilitado al efecto una vez se haya terminado de utilizarlos o seguir las instrucciones dadas por la empresa  en caso de no existir tal lugar. 

Por último, el trabajador está obligado a informar a la persona responsable en caso de detectar cualquier defecto, daño o anomalía que pudiera reducir la eficacia protectora de su equipo de protección. Por ello es muy importante que el trabajador esté informado de sus obligaciones y se recomienda el uso del folleto informativo a la entrega del material.